15.6.11

El fondo es la forma

He visto que Rivera, Herrera y Puigcercós coinciden en lo fundamental. Creen que los auténticos indignados son los suyos, los que defienden los cambios políticos que proponen ellos en sus programas electorales, y que los demás no lo son. Están de acuerdo con el fondo, dicen, pero no con las formas. Es un error gravísimo. Porque el fondo de los indignados no es la defensa de los programas electorales ni de Herrera, ni Rivera, ni de Puigcercós, ni de etc. El fondo es el famoso cambio de sistema, la revolución. Y en la revolución como en la democracia, el fondo es la forma. Los más lamentable es que los más indignados de entre los indignados parecen haberlo entendido mucho mejor que los más demócratas de entre los diputados.